Blogia
BALAS PERDIDAS

VIVO

 

Fuí al Norte y al Sur,

huyendo del Spleen...

fuí al centro de la Tierra

buscando revivir

y en él hallé un corazón pútrido

que mordí a costa de ser feliz.

Este poema lo escribí no sé cuando, ni cómo, ni dónde, y de hecho lo leo ahora y no sé bien bien qué cojones significa, pero se ha convertido en uno de mis favoritos por su brevedad y su fuerza. Que me perdonen Baudelaire (y Diderot creo), que fueron los acuñadores de la palabra spleen...pero creo que no hay mejor forma de definir el hastío, la anómia y el nihilismo en general, que invade a la gente con demasiado tiempo libre y pocas ganas para aprovecharlo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres