Blogia
BALAS PERDIDAS

NO QUIERO

Escribí esto después de conocer a una de las personas más maravillosas con las que me he cruzado, en un viaje a Amsterdam. Quiero dejar claro que ni mucho menos me siento orgulloso de ello (de hecho me doy asco), pero que me ayudó muchísimo el escribirlo, que no pienso enseñárselo nunca para que no huya en desbandada (eso sí es doble moral y no lo de Israel), y que por eso lo publico aquí, porque en el arte surje todo, lo mejor y lo peor del ser humano, y que por cada obra de arte trascendente, salen millones insignificantes como ésta.

"NO QUIERO"

Amsterdam

12-agosto-2006

"Ahora no quiero nada. No quiero ni la nada. No quiero escribir bien. No quiero estar sentado escribiendo para nadie. No quiero estar sentado escribiendo por tí. No quiero ver mundo, no quero reír, no quiero sentir, ni hablar, ni escuchar, ni llorar.

Ahora no quiero a Van Gogh, ni Rembrandt, ni Vermeer. No quiero su sentimiento, ni su paz, ni su perfección. Adiós al verdadero azul que ha iluminado estos días.

No quería conocerte, ni mirarte. No quería siquiera rozarte. No quería enseñarte, ni conquistarte, para luego perderte.

No quiero sentirme mejor por escribir estas líneas, y darme cuenta que no te quiero. Pero no quiero apagar tus ojos en mis sueños y miradas perdidas, pues yo no quiero nada porque lo quiero todo.

No quiero volver atrás para recuperar una oportunidad perdida. Esta vez no quiero. No quiero superarte, para esparcirte en mi mal arte, porque así sólo recordaría una pequeña parte.

No quiero pensar que se acabó, ni en mi debilidad al no besarte, ni en mi parálisis al aferrarme a tu intangible cintura. Esta vez no quiero.

No quiero pensar en fuerza de voluntad, ni iniciativa, ni rivalidad. Hoy quiero pensar en el azar, quero pensar en el destino.

No quiero dudar más. Quiero pensar en tu mano enfundada en un jersei mojado. En tus ojos buscándome entre obras eternas. En como vencías la timidez y tamborileabas el suelo para acercarte. En tu madurez y tu inocencia.

Quiero saber que ya lo sabía. Quiero saber que no te he soñado. Es por eso que ahora Madrid y Barcelona están juntas. Porque ninguna distancia es ahora suficiente. Ningun tiempo suficientemente inexorable para enterrar el momento en que nos cojamos los corazones para caminar juntos, pretendiendo ser normales.

Tu mirada lo dijo, lo dice y lo dirá. Si querías quedarte un día más no te preocupes, lo tendrás.

No quiero que sepas nunca lo mucho que te he querido. Quiero que seas tú la que descubra lo mucho que te quiero." 

Al cabo de cinco minutos y un canuto de marihuana White Widow leí lo escrito, y añadí esto:

AMSTERDAM-2

"He leído lo que he escrito y me siento aún peor.

Peor por hacer un poema llamado "no quiero" cuando de lo único que estoy seguro es de lo que quiero.

No quiero idealizarla como he hecho con tantas otras mujeres.

No quiero hacer aún más patente en mí el sentimiento, que parece que mi mente trastornada deforma y multiplica.

No quiero ser humano.

No quiero enfrentarme a tu último mensaje, ni encarar tu última mirada.

No quiero ir a verte para destrozarme en mil pedazos, darme cuenta que no sientes lo que yo he sentido.

Otra vez, no quiero perderte, no quiero amarte.

NI SIQUIERA HE PODIDO MEMORIZARTE."

Total, que me voy a Madrid. Por culpa de mis experiencias pasadas, de mi repulsivo idealismo (pa lo que sirve),por culpa de este poema y este escrito, por culpa de Fito, de Maná, de Postal Service, de los Beatles, de Giles Deleuze (ver apartado Filosofía), de Wilde, de Bukowski, y de todos los pintores flamencos. Pero sobretodo por culpa de la vida, y ese maldito afán que tiene de sacarnos de nuestra rutina e infelicidad de vez en cuando y mostrarnos una minúscula parte de todo lo que es capaz.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres